Crónica de la presentación en Donostia


Es muy obvio, pero ¡qué pequeño es este mundo!

No quiero perder la capacidad de sorpresa de las casualidades que la vida va presentándote a cada paso. Ayer viví una de ellas.

Donostia, 30 de enero de 2010, 12 de mediodía: presentación de los dos últimos cuentos de A Fortiori Editorial. Acudió gente, muchas más personas y personitas de la que esperábamos. Y gente con ganas de oir lo que queríamos contar.

Tuvimos, además, el privilegio de que mi querida amiga Mariasun Landa, nos acompañara y charloteamos después, ante un aperitivo pasado por agua ¡¡¡diox, lo que pudo llover ayer en toda Euskadi!!!

Y la autora de “La novia de papá también me quiere” Nuria Gonzalez y servidora, nos fuimos por “lo viejo” a comer de pintxos.

Entramos en uno de mis bares favoritos, el Aralar, que tiene de los mejores pintxos de Donosti. Y mientras estábamos relamiéndonos con el ‘fuá sobre lecho de manzana’, entró un grupo de parejas hablando catalán y se pusieron a nuestro lado en la barra. Nuria les oye y se les dirige en catalán:

– ¿de dónde sois?

– de Lleida ¿y tú?

– ¡también de Lleida!

– ¡a que has venido a lo mismo que nosotros, de finde!

– pues no exactamente, he venido a presentar mi libro en FNAC

– ¿y dónde trabajas?, porque tu cara me suena -le dice una de las chicas

– trabajo en un pueblito muy pequeño, seguramente no sabréis ni dónde está, tiene menos de 3000 habitantes, trabajo en Torefarrera

– ¡nosotros también! somos un grupo de padres y madres del CEIP, que hemos dejado a los hijos con los abuelos y nos hemos venido de fin de semana! ¿no serás la autora de La novia de papá también me quiere?

– ¡pues sí!

Jo. Alucinante. Torrefarrera es un pueblo muuuuy pequeño, es un pueblo casi de una calle. No tiene ni Instituto, solamente el CEIP y la escuela infantil donde trabaja Nuria.

Y A Fortiori es una editorial muuuuy pequeña, de poco más de 40 libros, ni siquiera tiene contable.

¡Pues no habrá sitios para ir el fin de semana, desde Lleida!

¡Pues no habrá bares en Donostia para tomar pintxos!

¡Pues no habrá espacio de tiempo, de 13 a 15 horas para ir de pintxos!

¡Pues no será grande la barra del Aralar!

No sabría calcular la probabilidad de que esto hubiera sucedido, pero estoy segura de que supera el 1/1.000.000.000.000

Claro, a Silvia (la profe de inglés) y a Nuria (la autora), les hice una foto.

Los pintxos muy bien. Gracias.

Más fotos del evento, aquí

Salud, cultura, anarquía y capacidad de sorpresa tengan ustedes

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *