Científicos descubren que los árboles tienen un latido parecido al del corazón humano


Un estudio reciente muestra que los árboles en realidad tienen pulsaciones, como un corazón que late.

Los árboles siempre han sido una fuente de curiosidad. Están en el centro de muchas terapias relacionadas con la relajación, el bienestar y la búsqueda de ósmosis con la naturaleza, todo ello debido a la energía que se supone que deben transmitir.

El sitio de New Scientist reveló este estudio. Como los humanos, los árboles vivirían al ritmo de un “latido del corazón”. ¿Por qué lo estamos descubriendo hoy? Parecería que este latido del corazón es tan lento que hasta ahora era casi imposible detectarlo. Este estudio fue realizado por Andras Zlinsky y su equipo de expertos en biociencia en la Universidad de Aarhus en Dinamarca.

En el sitio de New Scientist, él cuenta su descubrimiento: ” Hemos encontrado que la mayoría de los árboles regularmente tienen cambios periódicos de forma, sincronizados en toda la planta, y más cortos que un ciclo día-noche, lo que implica cambios periódicos. La presión del agua “. Más o menos, el árbol, durante la noche, parece actuar de la misma manera que nuestro corazón actúa sobre nuestro cuerpo, excepto que en el caso del árbol, son las ramas del árbol las que bombean el agua desde el agua. Raíces a las hojas.

Pero si el árbol tiene un latido, es muy diferente al nuestro. De hecho, los científicos explican que el “pulso” de los árboles no es en absoluto regular como el nuestro. Batiría una vez y cada dos horas. Como se explicó anteriormente, el árbol regula la presión del agua presente en ellos. El equipo de científicos que trabajaron en este estudio observó árboles durante la noche, de modo que el sol y el viento no interfieran con el movimiento de las ramas y, por lo tanto, el resultado esperado.

 

Trees may have a ‘heartbeat’ that is so slow we never noticed it

48 LIFE 20 April 2018
What trees do in the shadows

What trees do in the shadows

UWMadison / iStock / Getty Images Plus

Trees may seem sedate but it turns out they are more active than we thought. Many trees move their branches up and down during the night. The findings hint that the trees are actively pumping water upwards in stages and that trees have a slow version of a “pulse”.

“We’ve discovered that most trees have regular periodic changes in shape, synchronised across the whole plant and shorter than a day-night cycle, which imply periodic changes in water pressure,” says András Zlinszky …

Leave a comment

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.