¿Siguen creciendo después de la muerte el cabello y las uñas?


LEYENDAS URBANAS

– Cuanto más se corta el pelo, más se fortalece. FALSO
– Usar gorras o sombreros debilita el cabello. FALSO
– La gomina pudre el pelo. FALSO
– El tinte debilita el cabello. FALSO
– Los hombres calvos son más viriles. FALSO
– El pelo y las uñas siguen creciendo después de muerto. FALSO

 

¿Siguen creciendo después de la muerte el cabello y las uñas?

La información mórbida acerca del cuerpo humano atrae la imaginación y refuerza la mitología médica. En “Sin novedad en el frente”, el autor describe las uñas de un amigo que crecen en forma de sacacorchos después de su entierro. Johnny Carson incluso perpetuó este mito con su broma: “Durante tres días después de la muerte, su cabello y sus uñas siguieron creciendo, pero las llamadas telefónicas disminuyeron”. Citando la opinión de expertos forenses “Es una imagen poderosa e inquietante, pero es pura luz de gas. Nunca ha ocurrido tal cosa”.

Este mito tiene su base en un fenómeno biológico que puede ocurrir después de la muerte. Como explican numerosos dermatólogos, la deshidratación del cuerpo después de la muerte y su consecuente desecación puede conducir a la retracción de la piel alrededor del pelo o de las uñas. La retirada de la piel puede dar una apariencia de mayor longitud o de mayor prominencia debido a la ilusión óptica creada mediante el contraste de los tejidos blandos encogidos con las uñas o el pelo. El crecimiento real del pelo y de las uñas, requiere una compleja regulación hormonal que no se mantiene después de la muerte.

Fuente: Rachel C Vreeman and Aaron E Carroll.
http://www.bmj.com/

 

 

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *